Beagle

admin    Septiembre 13, 2015    Comentarios desactivados en Beagle

Pelaje: El Beagle tiene un pelaje típico de un hound, de longitud media haciendo que su higienización sea relativamente fácil. El pelo del perro debe ser duro, nunca suave o sedoso. El Beagle se parece a un pequeño Foxhound Inglés. Los Beagle tienen un pelaje muy liso y corto.

Color(es): Cualquier color que pertenezca al grupo de la raza, pueden ser tricolor.
Peso: 8 a 13,5 Kg.
Altura: 33 cm.

Descripción: Los Beagle fueron criados para cazar, cosa que hacen destacadamente bien. Al ser en esencia un hound, esta raza tiende a seguir su nariz e ignorar todo, por lo cual se require un entrenamiento de obediencia a una temprana edad. El Beagle surgió de la cruza entre el Harrier y muchos otros hounds en Inglaterra. Esta raza es una gran cazadora de liebres, faisanes y codornices.

Carácter: El Beagle está lleno de energía y se adapta perfectamente bien a la vida familiar. Son muy animados, activos y con mucha energía, siendo ideales compañeros de niños, siempre que hayan tenido una adecuada sociabilización. Es una raza que se encuentra en alerta y que tiene un temperamento estable, por lo que nunca debería mostrar signos de agresión o timidez. El Beagle puede ser bastante travieso o malicioso y muy audaz por lo que se deben tomar las precauciones necesarias al entrenarlo y/o sociabilizarlo.

Temperamento: El Beagle siempre se encuentra feliz por lo que es un excelente acompañante para distintos tipos de familias. Esta raza se adapta a distintos o a casi todos los tipos de ambientes y tipos de vida. El Beagle siempre está deseoso de complacer y es muy inteligente, a pesar de lo cual el entrenamiento debe ser consecuente debido a que esta raza tiende a perder el interés y se concentra en algo que llame su atención. Esta raza se desenvuelve extremadamente bien con niños y otras mascotas.

Cuidados: Requieren cepillado diario para removerle el pelo muerto o caído. Una limpieza hacia abajo con una toalla húmeda basta en cuanto al aspecto del baño, sin embargo un cepillo servirá mejor para el peinado del perro. Las orejas deben ser limpiadas regularmente, al ser propensos a dolores de oídos o infecciones. Los uñas del Beagle deben ser recortadas. Esta raza suele perder una considerable cantidad de pelo que se puede controlar peinándolo regularmente.

Entrenamiento: El Beagle es muy inteligente y deseoso de complacer órdenes, convirtiéndolo en un excelente aprendiz. Sin embargo, tienden a perder el interés rápidamente al olfatear un olor y seguirlo. Por lo tanto es necesario el entrenamiento, lo cual es útil para que sea obediente. Sino se lo entrena, el Beagle puede ignorar las órdenes de cualquier persona, convirtiéndolo en un gran problema. Es necesario insistencia y firmeza con trato amable si quiere que el perro se supere a sí mismo, como ellos tanto lo desean.

Actividad: El Beagle es bastante activo y adora las largas y vigorosas caminatas, al ser un perro de exterior. Al tener un instinto de caza muy fuerte, esta raza debe ser mantenida con una correa o en un jardín cerrado, debido a que suele escaparse si algo llama su atención. Se recomienda dos largas caminatas diarias debido a su gran resistencia y al ser infatigables. El Beagle se adapta mejor si posee un hogar con un gran jardín.